Castellano

Las aventuras de Recontrapoder

[...]  Sabía que la envergadura del proyecto me superaba, por esto le propuse al muy joven historietista Nahuel Rando compartir la responsabilidad de esta adaptación. Su manera de dibujar, muy diferente a la mía, favorecía la oposición entre lo subjetivo y lo objetivo. Si bien el libro es un diálogo interior, también es cierto que lo subjetivo existe en el mundo objetivo (casas, calles, etc.). Nahuel se encargó, sobre todo, de este último aspecto, y yo del otro, pero a veces nos alternábamos. También llegamos en muchas oportunidades a integrarnos dentro de un mismo cuadro de historieta, lo que exaltaba la diferencia de trazos. En el 2003 Las aventuras de Recontrapoder –así se llama el cómic– se publicó por Ediciones de la Flor.

Relato de Luis Felipe Noé incluido en el libro "Mi viaje-Cuaderno de bitácora" (2014)