Castellano

Un chico correcto. Luis Felipe Noé: crítico de arte en los años cincuenta

En el pasaje de la corrección de los tempranos años cincuenta a la incorrección de los años sesenta se halla uno de los posibles ejes interpretativos del arte argentino. El artista Luis Felipe Noé (Buenos Aires, 1933) es un buen ejemplo de este pasaje; más aún si consideramos añadir otro desplazamiento, el que se realiza desde la crítica de arte, su actividad principal a mediados de los años cincuenta, en torno a la producción artística y al pensamiento teórico sobre el arte. Este último aspecto obliga pensar la influencia de Noé sobre otras tendencias (como el arte conceptual, los happenings o el pop latinoamericano) que no son específicamente suyas como creador, ya que su obra plástica se desarrolla, principalmente, en la neofiguración. […]

Otro aspecto clave para comprender la relevancia de estos textos es que fueron escritos en un momento crucial de la historia argentina: el proceso iniciado con el derrocamiento militar del peronismo en 1955 y su proscripción como fuerza política. En el campo de las artes plásticas, significa un momento de grandes cambios, con la reorganización institucional posperonista y con el impulso de modernización que cobra fuerza a fines de la década. Las críticas de arte de Noé actúan en una situación de tránsito, donde aún no se han definido los nuevos protagonistas y continúan teniendo relevancia los actores de la modernidad de los años veinte y treinta.

[…] en ellas comienzan preocupaciones que, al ser profundizadas por Noé (por ejemplo, la cultura de masas), formarán parte de su programa artístico, expresado en la Antiestética, cuyo punto principal es considerar al caos como estructura. […]

Noé no toma partido por una posición u otra sino que trata de explicarlas teóricamente, para que el público lector pueda comprender las diferencias entre los diversos postulados de la abstracción, o en qué consiste la figuración contemporánea.

[…] Al comentar la exposición de grabados americanos de la colección de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, […] considera que se puede esperar del arte norteamericano “un interesantísimo maridaje entre el expresionismo y la abstracción” […]. Es interesante analizar los juicios de Noé sobre artistas ya consagrados por aquellos años; es decir, aquellos que habían renovado el arte argentino en los años veinte y treinta. Al analizar los paisajes suburbanos de Antonio Berni, por ejemplo, afirma que el realismo expresionista es la mejor salida al realismo social.

 […] Si debemos buscar una línea sutil que vaya uniendo los argumentos del crítico, a partir de una palabra clave, sin duda esta es: existencia. ¿Estaría surgiendo, acaso, en estos ensayos críticos el concepto de artista como “mago”, que será uno de los argumentos centrales de Noé en el andamiaje de su Antiestética? […]



Amigo, Roberto. "Un chico correcto. Luis Felipe Noé: crítico de arte en los años cincuenta", en ICAA Documents Project Working Papers. Documents of 20th Century Latin American and Latino Art, Department of Latin American Art at the Museum of Fine Arts, 2007