Castellano

Otra Figuración, un hito de la pintura Argentina

Texto vinculado a la exposición Otra Figuración... veinte años después, 1981

[...] Sin atarse a ninguna corriente, estos artistas desplegaron en sus cuadros un universo insurreccional, no exento de situaciones que bordeaban el escándalo por su concepción estructural o falta de ella; echaron mano colectivamente de todas las libertades que el arte de nuestro tiempo había venido conquistando. [...]
Esta operación dislocadora expresaba más en un grito que un lenguaje; y aquí se daba otro punto de confluencia: estaban más acá o más allá de un lenguaje articulado y esto ponía crisis con total evidencia la posibilidad de la obra como lugar de reposo. Mejor dicho lo que se ponía en duda era la noción de reposo. La dinámica organización de estos cuadros obedecía, no a un intento de evadirse de la realidad, sino a una profunda búsqueda de esa realidad contemporánea, que a juicio de estos artistas era la imagen del caos: mezclando lo interior con lo exterior y lo visible con lo invisible. Para sintetizar la característica de Otra Figuración habría que hablar de uno de esos momentos de la historia en que se produce un quiebre total entre objeto y sujeto, poniendo abiertamente en duda tanto la identidad de uno como la del otro. Al romperse el entre ambos, sólo queda la búsqueda azarosa en el caos.



Raúl Santana. "Otra Figuración, un hito de la pintura Argentina", en Litoral, nº 243, Málaga, 2007